noviembre 20, 2018
  • noviembre 20, 2018
  • Home
  • Hogar
  • 4 Impactantes Peligros de los Ambientadores Eléctricos y 3 Alternativas Caseras
peligros de los ambientadores electricos y alternativas de ambientadores caseros

4 Impactantes Peligros de los Ambientadores Eléctricos y 3 Alternativas Caseras

By on abril 14, 2018 0 900 Views

4 IMPACTANTES PELIGROS DE LOS AMBIENTADORES ELÉCTRICOS Y 3 ALTERNATIVAS CASERAS

Mucha gente ni siquiera se lo piensa dos veces antes de usar un ambientador químico. Lo conectan y disfrutan “Summer Breeze”, “Autumn Spice”, “Cleansing Rain”, o lo que sea, pensando que es una gran manera de llenar el aire con un aroma agradable, sin darse cuenta de que podrían estar dañando su salud, así como la salud de su familia, mascotas y niños.

Los productos químicos residuales de productos desodorizantes comunes como estos contienen sustancias químicas tóxicas que se acumulan en cantidades cada vez mayores en el cuerpo humano a lo largo de un período de tiempo, por lo que las consecuencias para la salud rara vez se les atribuyen.

Durante la década de los 90, la industria de ambientadores tuvo un gran auge, después de la introducción de los ambientadores tipo “plug-in” que se basan en la tecnología de inducción de calor y en geles perfumados especiales activados por calor, provocando que el aroma se libere continuamente.

Todo el mundo pensaba que eran tan geniales: la última y mejor tecnología para perfumar el hogar. Además, eran bastante baratos, y no eran un aerosol, algo que creó una gran controversia durante la década anterior por sus efectos dañinos en la capa de ozono. Pero resulta que lo que una vez pareció bastante inocuo, era cualquier cosa menos.

Cuando los investigadores observaron de cerca estos populares dispositivos, se descubrió que contenían una cantidad asombrosa de compuestos tóxicos.

Los Peligros de los Ambientadores Eléctricos

 

Ftalatos en los ambientadores eléctricos

Una de las mayores preocupaciones con estos ambientadores son los ftalatos. El 86% de estos productos contiene estos químicos que pueden causar defectos de nacimiento, anormalidades hormonales y problemas reproductivos.

La mayoría de los ftalatos interfieren con la producción de la hormona masculina testosterona, y se han asociado con anomalías reproductivas. Los ftalatos también están incluidos en la lista de sustancias tóxicas que se sabe causan defectos congénitos o daños reproductivos. Los ftalatos transportados por el aire pueden provocar síntomas alérgicos y asma, incluso en cantidades mínimas.

Esto incluye los ambientadores comercializados como “no perfumados” o “totalmente naturales”. Todos contienen estos químicos peligrosos.

Un estudio publicado en 2003 en Environmental Health Perspectives sugirió que los niveles ambientales de ftalatos están vinculados a la integridad alterada del ADN en el esperma humano. Esta investigación incluyó a 168 hombres, reclutados del Laboratorio de Andrología del Hospital General de Massachusetts, que proporcionaron muestras de orina y semen. Los resultados indicaron que aquellos que tenían ftalato en la orina mostraron daño en el ADN de sus espermatozoides.

También hay otros posibles riesgos de los ftalatos, aunque todavía se están estudiando. Se han relacionado con serios probloemas como la toxicidad renal y hepática, así como con el cáncer. Estudios preliminares en animales han sugerido que esos efectos adversos son una preocupación genuina para los humanos.

 

Los ambientadores eléctricos contienen Formaldehído

El formaldehído es bien conocido como carcinógeno humano. Este producto químico incoloro e inflamable se utiliza a menudo en materiales de construcción y para producir una variedad de productos para el hogar como telas de prensa permanente, madera contrachapada, pegamentos, tableros de partículas y ambientadores.

Se ha relacionado definitivamente con el cáncer de garganta y nariz y se sabe que causa irritación crónica de las vías respiratorias y de la garganta que puede potencialmente conducir a una infección peligrosa, asma, hemorragias nasales frecuentes y otros problemas respiratorios.

Estos riesgos son aún mayores para los bebés, los ancianos y aquellos que tienen un sistema inmunológico comprometido. Un estudio publicado en el International Journal of Public Health en 2013 reveló que las mujeres embarazadas que habían usado ambientadores eran “significativamente más propensas a tener bebés que sufrían de sibilancias e infección pulmonar”.

 

Naftalina contenida en los ambientadores eléctricos

Complementando el riesgo que conlleva el formaldehído, se ha demostrado que la mayoría de las principales marcas de ambientadores eléctricos contienen un producto químico llamado naftalina. Estudios de laboratorio, realizados en ratas, han encontrado que puede causar cáncer en los pulmones y daño a los tejidos. Aunque todavía se está explorando, los expertos creen que probablemente cause efectos similares en los humanos.

 

Se han encontrado Compuestos Orgánicos Volátiles en los ambientadores eléctricos

También se han encontrado compuestos orgánicos volátiles (COV) en ambientadores eléctricos. Estos compuestos tienen un punto de ebullición bajo, que forma un vapor o gas a temperatura ambiente. Aunque eso los hace buenos para dispersar los olores, también vienen con riesgos, ya que han sido asociados con un mayor riesgo de asma, especialmente en niños.

La mayoría de los ambientadores contienen un COV conocido como 1,4-Diclorobenceno, una sustancia química que se encuentra en la sangre de más del 95% de las personas en los países desarrollados.

Es un carcinógeno conocido que ha sido asociado con el daño pulmonar y también es un pesticida. Funciona atacando los receptores de la nariz, lo que elimina el sentido del olfato. Esta es la razón por la que los ambientadores parecen “refrescar” una habitación: los fabricantes de estos productos están destruyendo el sentido del olfato de sus clientes.

El producto químico daña la membrana mucosa, y aunque se ha afirmado que el efecto es sólo temporal, no se han realizado estudios a largo plazo para probar los efectos de la exposición crónica.

El diclorobenceno también ha sido la causa de la muerte de muchas aves de compañía. Se ha relacionado con la muerte de un sinnúmero de aves, con el fallecimiento de los animales poco después de que se usaran ambientadores cerca de ellos. Tiene sentido, ya que es el ingrediente principal utilizado para hacer el conocido pesticida DDT, así como sus primos, DDD y DDE.

La exposición puede resultar en algunos problemas de salud bastante horribles que nunca desaparecen por completo y se dice que inhalar estos químicos es mucho más peligroso que ingerir la misma cantidad.

 

Ninguna cantidad es realmente segura

Mientras que usted podría pensar que usarlos sólo ocasionalmente no hará mucho daño, si es que lo hace, un estudio del 2006 mostró que la exposición tan sólo una vez a la semana puede aumentar las probabilidades de una persona de desarrollar asma hasta en un 71%, y también puede contribuir a un índice más alto de enfermedad pulmonar.

Los investigadores también encontraron que los que tenían niveles altos de la sustancia química 1,4-Diclorobenceno en sangre eran más propensos a tener una función pulmonar en declive.

 

No existen normas de seguridad

La mayoría de la gente asume que estos productos deben pasar por rigurosas pruebas de seguridad antes de poder ser vendidos a los consumidores, pero eso está lejos de ser cierto. La industria se autorregula, lo que simplemente significa que no está regulada en absoluto.

Se cree que los ambientadores están aún más lejos de la jurisdicción de los reguladores que la mayoría de los productos. Las compañías químicas no necesitan ningún tipo de permiso de un organismo autorizado antes de poder vender sus ambientadores.

Alternativas a los ambientadores eléctricos: ambientadores caseros

Si aún no lo ha hecho, es hora de deshacerse de esos ambientadores enchufables inmediatamente. Para aquellos que tienen mascotas u otras fuentes de olores domésticos, si bien puede parecer que el uso de ambientadores es una necesidad, eso no significa que usted tiene que comprar los ambientadores tóxicos que se venden en la tienda. Hay un número de alternativas excepcionales, hechas en casa.

 

Ambientador de bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio tiene prácticamente un sinfín de usos en el hogar, pero probablemente es más efectivo como absorbente de olores, razón por la cual es ideal para una alternativa natural a esos ambientadores químicos.

Todo lo que necesita es:

  • Bicarbonato de sodio
  • Algunos de sus aceites esenciales favoritos
  • Un frasco de vidrio pequeño con una tapa ventilada (puede usar un frasco de albañil de media pinta y colocar un pedazo de papel de construcción con unos cuantos agujeros cortados para usar en lugar de la tapa).

Instrucciones:

Llene el frasco con bicarbonato de sodio y luego agregue los aceites esenciales, usando 6 gotas por cucharada de bicarbonato de sodio.

Coloque el frasco en la habitación que desee para refrescar y desodorizar el aire de forma natural. Usted puede querer hacer varios de estos, y estratégicamente colocarlos en toda su casa.

Cuando el bicarbonato de sodio comienza a endurecerse, o se vuelve grumoso, eso generalmente indica que es humedad absorbida, por lo que no será tan efectivo para neutralizar los olores. Ahí es cuando tendrás que reemplazarlo.

 

Difusor de aceites esenciales

Un difusor de aceites esenciales le permite perfumar su hogar de forma natural utilizando cualquier tipo de aceite esencial que le guste. Es conveniente y barato también.

Un difusor es un dispositivo que permite que los aceites esenciales se evaporen y circulen su olor por todo el ambiente mediante la distribución de moléculas de aceites esenciales a través del aire.

Esas moléculas se inhalan y entran en contacto con los nervios, enviándolas directamente al cerebro, lo que también puede proporcionar muchos beneficios diferentes a su salud emocional y/o física, además de perfumar la habitación. Puede transformar completamente el carácter de una habitación en pocos minutos con sólo unas gotas de un aceite esencial.

Los aceites vienen sin ningún efecto secundario potencialmente dañino. Algunos pueden purificar el aire de su hogar, repeler insectos, mejorar la calidad de su sueño y mucho más. La lista es prácticamente interminable. Además, puede crear sus propias fragancias personalizadas y mezclas de varios aceites esenciales diferentes una vez que te familiarices con sus esencias.

Puede utilizar varios aceites para diferentes situaciones, como la lavanda para ayudarle a sentirse más tranquilo o dormir mejor por la noche, o cuando necesite estudiar, romero para mejorar su memoria, por ejemplo. El aceite del árbol del té es ideal para purificar su hogar y combatir los alérgenos.

Todo lo que necesita para empezar es un difusor de aceites esenciales y aceites esenciales.

 

Un buen ambientador casero: una olla para hervir a fuego lento

Tal vez recuerde que su abuela tenía una casa maravillosamente perfumada gracias a una olla hirviendo a fuego lento. Una pequeña olla con palitos de manzanas y canela era popular para capturar la esencia de la temporada de otoño antes de que esos ambientadores químicos estuvieran presentes.

Es hora de volver a esos días. Puede usar una olla hirviendo a fuego lento en cualquier estación cambiando los ingredientes. Son una manera increíblemente fácil y económica de perfumar su hogar de la forma que usted desee.

Instrucciones:

Reúna los ingredientes – puede usar cualquier cosa que desee, como una combinación de manzanas, palitos de canela y clavo de olor o tal vez eucalipto seco y hojas de menta, romero seco y lavanda.

Llene una cacerola pequeña (o una olla de cocción lenta) con agua, aproximadamente 3/4 de su capacidad y póngala a hervir.

Agregue los ingredientes y hierva por otros 2 a 3 minutos.

Baje el fuego a fuego lento y deje que el olor penetre en el aire.

Cuando el agua empiece a bajar, simplemente añada más.

  Hogar
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *